París, Francia

Museo del Louvre

Para viajar a París una buena manera de comenzar tu viaje es partiendo de las colecciones de la monarquía francesa y las expoliaciones realizadas durante el imperio Napoleónico como el Museo del Louvre, que abrió sus puertas en 1793 mostrando un nuevo modelo de museo, que pasaba de las manos de las clases dirigentes al disfrute del público general. El Museo del Louvre se encuentra alojado en el Palacio del Louvre, una fortaleza del siglo XII que fue ampliada y reformada en diversas ocasiones. Antes de que se convirtiera en museo algunos monarcas como Carlos V y Felipe II utilizaron el palacio como residencia real en la que acumulaban sus colecciones artísticas. Tras el traslado de la residencia real al Palacio de Versalles, el impresionante edificio de 160.000 metros cuadrados comenzaría su proceso de transformación en uno de los museos más importantes del mundo. En 1989 se construyó una pirámide de cristal rompiendo la monotonía de los grandes bloques grises del museo, que en la actualidad sirve como puerta de acceso. La colección del Louvre comprende cerca de 300.000 obras anteriores a 1948, de las que se exponen aproximadamente 35.000. La inmensa colección está organizada de forma temática en diferentes departamentos. Entre las pinturas más importantes del museo se destacan: “La Gioconda” de Leonardo da Vinci, “La Libertad Guiando al Pueblo” de Delacroix y “Las Bodas de Caná de Veronés”. Entre las esculturas las obras más sobresalientes son: “La Venus de Milo” de la Antigua Grecia, “El escriba sentado” del Antiguo Egipto y “La Victoria Alada de Samotracia” del periodo Helenístico de la Antigua Grecia.

Torre Eiffel

La Torre Eiffel es una construcción de hierro de 300 metros de altura que fue creada para la Exposición Universal de Paris de 1889.Actualmente constituye el símbolo más representativo de Paris y es el monumento más visitado del mundo con más de 7 millones de turistas al año. Inicialmente la torre fue objeto de controversia, los artistas del momento la consideraban monstruosa y, dada su baja rentabilidad al terminar la exposición, se planteó la posibilidad de destruirla en diferentes ocasiones. La Torre Eiffel fue diseñada por Gustave Eiffel, la construcción de la torre duró poco más de dos años y trabajaron en ella 250 obreros. A comienzo del siglo XX con la llegada de las guerras mundiales, las autoridades encontraron su utilidad como antena de radio fusión y con ella captaron mensajes que ayudaron a los aliados de forma decisiva.

Arco del Triunfo

El Arco del Triunfo es, junto a la Torre Eiffel, el monumento más representativo de París. Con unas dimensiones de 50 metros de alto y una base de 45 por 22 metros, el Arco del Triunfo representa las victorias del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón. La construcción del Arco del Triunfo duró 30 años, Napoleón ordenó su construcción en 1806 al finalizar la batalla de Austerlitz y el Arco se concluyó durante el mandato de Louis/Philippe y el arquitecto fue Jean Francois Chalgrin. El Arco del triunfo ha sido testigo de innumerables momentos históricos entre los que se destaca “el paso de los restos mortales de Napoleon el 15 de diciembre de 1840” y los “desfiles militares de las dos Guerras Mundiales en 1919 y 1944. En la base del Arco del triunfo se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido, un monumento erigido en 1921 que con una llama siempre encendida representa a todos los franceses que murieron en la Primera Guerra Mundial y nunca fueron identificados. En los cuatro pilares del arco están grabados los nombres de las batallas ganadas por los ejércitos napoleónicos y los de 558 generales franceses, algunos que murieron en combate sus nombres están subrayados.

Eiffel Tower, Paris por la noche
Arco del Triunfo, Paris

Notre Dame

Construida entre 1163 y 1245 en la Ile de la Cité, la Catedral de Notre Dame de Paris es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. El nombre de la catedral significa Nuestra Señora y está dedicada a la Virgen María. En sus ochos siglos de historia, la Catedral de Notre Dame ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX. A lo largo de esos años se sustituyeron los arbotantes, se insertó el rosetón sur, se reformaron las capillas y se añadieron estatuas. En Notre Dame se han celebrado importantes acontecimientos, entre los que se destaca la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra. Cabe destacar que el 15 de abril de 2019, la catedral de Notre Dame sufrió un grave incendio que provocó daños importantes en el tejado y derribó la aguja de la torre principal. Notre Dame tiene dos torres de 69 metros en su fachada. Accediendo a la parte superior de las torres, además de apreciar las fantásticas vistas, podrás visitar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado de Notre Dame y ver de cerca las múltiples gárgolas. Por el momento, debido al gran incendio de 2019, la catedral de Notre Dame permanece cerrada al público por la reconstrucción, aunque está previsto que el templo más icónico de Paris abra sus puertas nuevamente, por el momento no es posible ingresar.

Palacio de Versalles

En 1661 se iniciaron las obras para la creación de los Jardines de Versalles, que no se verían finalizados hasta 40 años después. La construcción de los jardines fue un duro trabajo, ya que el terreno estaba ocupado por bosques y pantanos, por lo que se necesitó la ayuda de miles de hombres que se ocuparon de transportar tierra y todo tipo de árboles. En 1789 el palacio dejó de funcionar como sede oficial del poder y posteriormente se convirtió en el Museo de la Historia de Francia. Durante la visita al Palacio de Versalles es posible visitar la gran riqueza artística del Palacio como la enorme capilla y los Aposentos del Rey y la Reina, también se encuentra la Galería de los Espejos, una impresionante galería de 73 metros de longitud que posee 375 espejos, se trata de una de las estancias más importantes del palacio, ya que fue el lugar en el que se pondría fin a la Primera Guerra Mundial en 1919 con la firma del tratado de Versalles.

Moulin Rouge

El Moulin Rouge (Molino Rojo) es el cabaret más famoso del mundo y que entretiene a parisinos y turistas desde el año 1900. En el Moulin Rouge serás testigo de toda clase de shows internacionales, además del famoso espectáculo Can-Can francés en un ambiente festivo de Belle Epoque. Su comienzo tuvo lugar en un momento en el que la gente necesitaba de un espíritu de libertad y mucha diversión, situado en Montmartre, barrio donde se daban cita personajes de mala reputación, pronto atrajo a personas de la aristocracia con su atmosfera de fiesta y libertinaje además de sus hermosas bailarinas, fue inmortalizado por Toulouse Lautrec en su obra “En el Moulin Rouge, el baile” pintada en el año 1890. Durante la Segunda Guerra Mundial el cabaret perdió popularidad pero en 1951 George France compró el cabaret, lo renovó y devolvió su esplendor en 1955 donde comenzaron las cenas espectáculos del Moulin Rouge con un éxito impresionante. Entre las celebridades que actuaron en este famoso cabaret se encuentran Edith Piaf, Frank Sinatra, Lisa Minnelli, Yves Montand y Ginger Rogers entre otros.

Palacio de Versalles, París
Moulin Rouge, Paris

5 lugares Que ver en paris

01.

Campos de Elíseos

Con una longitud de casi dos km, los Campos de Elíseos (Champs Èlysèes) componen la arteria más bella y conocida de Paris, además de una de las avenidas más famosas del mundo. La historia de los Campos de Elíseos comienza en 1640 con la plantación de una gran alineación de árboles en lo que posteriormente se convertiría en la avenida. El nombre de los Campos de Elíseos procede de la mitología griega y designaba un lugar equivalente al Paraíso Cristiano. En 1724 la avenida adquirió su trazado actual y en 1994 se realizó una importante remodelación que mejoraría considerablemente su aspecto. En la actualidad constituye un importante espacio para los amantes de las compras. Los Campos de Elíseos también son un lugar importante para el ciclismo, ya que es donde se sitúa la meta del Tour de Francia. La parte alta de los Campos Elíseos comienza en la Place de I`Etoile junto al magnifico Arco del Triunfo y está compuesta por tiendas de lujo, restaurantes, cines y grandes almacenes por lo que es de las mejores cosas que ver en Paris.

02.

Palacio real

El Palacio Real de París se encuentra situado al norte del Museo del Louvre y tiene la peculiaridad de que no se construyó como residencia para reyes, sino para el cardenal Richelieu. Conocido como el Palais Cardinal, el edificio fue donado a la corona francesa tras la muerte del cardenal, y los Duques de Orleans lo convirtieron en su residencia. Año más tarde Luis Felipe José de Orleans decidió remodelar los jardines y abrirlos al público. En la actualidad los Jardines del Palacio Real continúan siendo de carácter público y es posible sentarse a la sombra de sus árboles para disfrutar de tranquilidad, los jardines se encuentran rodeados por pequeñas tiendas muy peculiares.

03.

Panteón de París

El Panteón de París fue el primer monumento de importancia de la capital francesa. Su construcción es anterior a la de monumentos como la Torre Eiffel. Construido entre 1764 y 1790, el Panteón de París fue el primer lugar desde el que se podía divisar París desde las alturas. Se encuentra en el Barrio Latino, muy cerca de los Jardines de Luxemburgo. A lo largo de su historia el Panteón de París ha tenido diferentes funciones: en el siglo XIX sirvió tanto para fines religiosos como patrióticos dependiendo del régimen político y bajo la Tercera República, coincidiendo con el funeral de Víctor Hugo, el Panteón se convirtió en un edificio destinado a albergar los cuerpos de los hombres ilustres.

04.

Barrio montmartre

Situado en una colina de 130 metros de altura, Montmartre es uno de los barrios más encantadores y peculiares de París. También conocido como el “barrio de los pintores”, sus pequeñas y empinadas calles constituyen un entramado que incluye desde los más antiguos cabarets hasta los alrededores de la Basílica del Sagrado Corazón, repletos de restaurantes con terrazas y artistas. Montmartre fue una población independiente hasta 1860, cuando pasó a convertirse en el distrito XVIII de parís. A finales del siglo XX el barrio adquirió muy mala fama debido a los cabarets y burdeles que se instalaron en la zona, pero diferentes artistas que lo consideraban un barrio encantador se trasladaron allí para convertirlo en un maravilloso lugar como la actualidad. En las proximidades de la Plaza Pigalle reinan luces de neón anunciando infinitos sex shops y algunos cabarets, aunque se destaca el mítico Moulin Rouge.

05.

Palacio nacional de los inválidos

El Palacio Nacional de los Inválidos es uno de los monumentos más importantes de París y acoge la sepultura de no de los personajes más icónicos de Francia, Napoleón. El imponente complejo arquitectónico formado por el Palacio Nacional de los Inválidos fue edificado en el siglo XVIII como residencia para los soldados franceses retirados del servicio. Los soldados que habían prestado servicio a la armada francesa por más de diez años podían retirarse, culturizarse y realizar algunos trabajos arreglando uniformes o zapatos entre otras tareas.

Torre Eiffel de noche en Año Nuevo
Selfie de la Torre Eiffel de Paris por la noche
Estación Gar du Nord, París
Jardines de Paris
Gente reunida en Arco del Triunfo fin de año en Paris
Jardines de Paris, Francia
Palacio de Versalles, París

Lugares Turísticos