Hay muchas cosas que ver en tu viaje a Dublin porque es una de las ciudades europeas mas abierta al mundo y que te recibe con los brazos abiertos. La capital de Irlanda además de su centro histórico, destaca por sus museos, monumentos, parques, pubs y calles, que te permiten conocer mejor la historia de la ciudad y disfrutar de su buen ambiente.

Si dispones de más tiempo cerca de Dublín hay varios lugares increíbles que se pueden visitar en auto o en transporte público en un día, como la Calzada de los Gigantes, los Acantilados de Moher o los impresionantes paisajes de Wicklow y Glendalough.

Que Ver en Dublín

Trinity College

El Trinity College es la universidad más antigua de Irlanda y uno de los lugares que ver en Dublín. Fundada por la reina Isabel I en 1592, además de su extenso campus, impresiona sobre todo por su biblioteca. La larga sala principal de la biblioteca con sus estanterías de madera repletas de libros y manuscritos de todas las épocas es una maravilla, aunque la joya más preciada del edificio es el Libro de Kells del siglo IX, realizado por monjes celtas y que contiene los 4 evangelios del Nuevo Testamento.

Temple Bar

Tomar unas pintas de cerveza negra o rubia en alguna de las tabernas de Temple Bar es una de las mejores cosas que hacer en Dublín. Temple Bar es uno de los barrios antiguos, clásicos y con más ambiente, sobre todo cuando llega el atardecer en Dublín. Sus calles estrechas llena de pubs históricos, en los que puedes escuchar música en directo, lo convierten en uno de los sitios más visitados de la ciudad.

Uno de los mejores tours en Dublín es el que se realiza por este barrio y además de tomar cervezas en algunos de los pubs más famosos te permite conocer su historia con un guía en español.

Viajar solo a Dublin - Temple Bar

Grafton Street

Grafton Street es una de las calles más famosas de Dublín, junto a O`Connell Street que es otro de los mejores lugares que visitar en Dublín, Irlanda. Esta peatonal situada en pleno centro entre Parque de Saint Stephen`s Green y Trinity College, es perfecta para ir de compras y ver artistas callejeros.

En la calle también hay varios pubs y cafés históricos, los domingos también podrás encontrar varios puestos de flores, regalándole al lugar un ambiente de los más especiales y coloridos.

Un lugar famoso de la calle es donde se encuentra la estatua de bronce de Molly Mallon, una vendedora ambulante que empuja un carro de pescado y marisco. Por lo que hemos leído, debido a unas obras la estatua ha sido trasladada de forma provisional a la calle Suffolk a 100 metros de su ubicación original, algo a tener en cuenta en tu viaje a Dublín.

Parque Saint Stephen`s Green

Dublín tiene muchos hermosos parques, aunque el Parque Saint Stephen`s Green situado al principio de Grafton Street te permiten desconectar de la ciudad, relajarte, hacer un picnic y disfrutar de la naturaleza a otro nivel

De estilo victoriano tiene un hermoso lago lleno de cisnes, patos y gaviotas. En verano si tienes suerte puedes disfrutar de algunas obras de teatro al aire libre.

Muy cerca de Saint Stephen`s Green se encuentra el Parque de Merrion Square rodeado de casas históricas y con la famosa escultura de Oscar Wilde en una de sus esquinas.

Guinness Storehouse

Guinness Storehouse, la fábrica y almacén de la cerveza Guinness, es otro de los lugares que tienes que ver en Dublín.  En este templo para los amantes de la cerveza, podrás aprender todos los pasos para la elaboración de su famosa cerveza negra de fama mundial. El recorrido por el edificio transcurre por sus 7 plantas y en la última se sitúa el Gravity Bar, en el que te puedes tomar una pinta de cerveza negra bien fresca, con una de las mejores vistas de Dublín.

La Catedral de San Patricio es la iglesia más grande de Irlanda
viajarsloporelmundo.com/dublin/

Catedral de San Patricio

La Catedral de San Patricio es la iglesia más grande de Irlanda y está dedicada al patrón de Irlanda. Sus orígenes se remontan al siglo V cuando había una pequeña iglesia de madera que siglos después se transformó en una más grande de piedra. La iglesia de estilo gótico con un gran campanario destaca por su recargado interior, llena de esculturas y decoraciones, merece la pena detenerse en la pila bautismal, que se conserva de la época medieval.

O`Connell Street

O`Connell Street es la calle principal y otro de los  lugares imprescindibles que visitar en Dublín. Es una  de las avenidas más anchas de Europa y siempre está repleta de gente, ya sea comprando o yendo al trabajo. En la avenida hay varias estatuas importantes, entre ellas destaca la del líder nacionalista Daniel O`Connell, que da nombre a la calle.

La oficina de Correos de 1818 es otro de los lugares que vale la pena conocer en Dublín, aunque el monumento más famoso es The Spire, una aguja de 120 metros de alto, que no puedes perderte.

Castillo de Dublín

Este castillo que también ha sido residencia real, fortaleza militar y sede del Tribunal de Justicia y desde el que los ingleses administraban Irlanda durante su ocupación, es otra visita que no puedes perderte.

Una buena forma de visitarlo es reservando el tour misterios y leyendas de Dublín, uno de los mejores valorados por los viajeros, en el que un guía en español les contará las leyendas y sucesos reales trágicos que han ocurrido en varios puntos de la ciudad.

Catedral Santísima Trinidad

Catedral Christ Church o de la Santísima Trinidad, es una de las más importantes de Dublín, junto con la Catedral de San Patricio es la más antigua. Esta Catedral protestante se construyó en 1028 por un rey vikingo y a lo largo del tiempo se ha ido restaurando y ampliando. Su exterior es muy bonito con un pequeño puente, merece la pena también visitar su interior con la capilla de San Laurence O`Toole y sobre todo la impresionante cripta del siglo XII.

Lugares Turísticos